COLEGIO NTRA. SRA. DEL ROSARIO
Cervantes29
Fernández Calzuelas 8
13610 Campo de Criptana Ciudad Real
Teléfono: 926589660 926589660
Fax: 926562126
Dirección de correo electrónico:

VENTA DE UNIFORMES ON LINE

pulsa aquí GALERÍA DE IMÁGENES

Contacto

AVISOLEGAL.pdf
Documento Adobe Acrobat [82.2 KB]

Historia del Centro

¿Dónde estamos?
 
Campo de Criptana está situada en la ladera de una alta loma geográficamente en el extremo nordeste de la provincia de Ciudad Real, sirviendo de límite entre las de Toledo y Cuenca, provincias que nos circundan por el norte y el este.
 
Estamos en el corazón de la Mancha, situación privilegiada a 150 Km. de Madrid  y 104 de Ciudad Real.
 
En un entorno histórico por los aconteceres  a lo largo de los siglos, perteneciendo a la Orden de Santiago, singular por sus molinos de viento y cultural por la dedicación musical y artística que posee de sus habitantes.
 
El colegio

 

Fue fundado en 1920 gracias a la colaboración de Doña Dolores Bustos al dejar vivienda para la educación cristiana de la villa.

 

La primera autorización  de apertura del colegio  data del año 1941 a favor de la Hermana Dña. Carmen Torrijos, con el nombre Colegio de NTRA.  SRA. DEL CARMEN.
 
 A partir del año 1958 tras orden ministerial se concede la subvención a centros de enseñanza primaria  estableciéndose definitivamente.
 
Dos años más tarde se imparten también clases de bachillerato libre hasta 6º curso, por el que los alumnos preparados se examinaban en  las localidades de Valdepeñas y Alcázar de San Juan, hasta que en 1969 la inauguración y puesta en funcionamiento del Instituto Público de la localidad hace que se suprima la preparación del mismo.
 
En 1970 se implanta la Enseñanza General Básica, y en 1973 el ministerio de educación concede la subvención para este nivel, aunque el edificio necesitaría de algunas reformas y adaptaciones para la clasificación definitiva.
 
Por este motivo se pensó en algo más que una simple reforma por lo que en 1980, se decidió la construcción de un nuevo edifico para dar servicio a toda la comunidad educativa de la localidad que confiaba en las hermanas Dominicas.